Despertando a los Negocios

6 maneras de salir de la deuda

salir de la deuda

Con los prestamistas apretando las bridas de los prestatarios y los costes de todo, desde los materiales hasta el cuidado de la salud, muchos dueños de pequeñas empresas se están esmerando bajo el peso de la creciente deuda.

El mes pasado, ocho con ciento trece empresas de todo el país se declararon en ruina, un incremento del cincuenta y siete por ciento en comparación con exactamente el mismo periodo del año pasado, conforme Automated Access to Court Electronic Records, una compañía de datos y administración de quiebras de Oklahoma City.

Ciertamente, la ruina es una senda que los dueños de pequeñas empresas pueden tomar para salvar sus empresas, mas tal medida tiene un costo altísimo. Los honorarios del letrado y de la corte por sí mismos pueden sumar hasta dólares americanos 8,000 o bien dólares americanos 9,000, afirma Hables J. Schneider, un letrado experto en quiebras de pequeñas empresas, de Livonia, Michigan. Asimismo está el daño en un largo plazo que la ruina causa tanto al negocio como a los puntajes de crédito personales del dueño.

Para eludir un destino afín, acá existen algunas formas en que las pequeñas empresas pueden salir de deudas sin declararse en bancarrota:

  1. Reduzca los costos superfluos y libere dinero en efectivoIdentifique las unas partes del negocio que endeudaron a la compañía primeramente y ataquelas de frente, afirma Ken Thomson, cofundador de Biz911, una firma de administración de deudas de pequeñas empresas en Wilmington, Delaware, y autor de “The Battle Scarred Guide to Small Business Debt Relief and Recovery” (La Guía de la Batalla para el Alivio y la Restauración de la Deuda de las Pequeñas Empresas). Si los clientes del servicio no pagan a tiempo o bien sus gastos son demasiado altos, considere acrecentar los sacrificios de cobranza y deshacerse de gastos superfluos como espacio de oficina o bien costosos sistemas telefónicos. Otra forma de liberar dinero en efectivo: Vender el equipo sin utilizar o bien la morralla, afirma.
  2. Revisar el presupuesto Si la deuda se prosigue amontonando, entonces seguramente quiere decir que el presupuesto actual de la compañía no está marchando verdaderamente. Cree un presupuesto basado en la situación financiera actual del negocio. Asegúrese de que los ingresos de su negocio puedan cubrir sobradamente sus costos mensuales fijos, como el alquiler y las facturas de servicios públicos. Ahora, asigne parte del presupuesto a los costos variables, como los materiales de fabricación. Julie Welch, una planificadora financiera y contadora en Kansas City, Mo., añade que los dueños de negocios deben dedicar una gran parte de lo que les queda a abonar sus deudas. Si tiene deudas de tarjetas de crédito, por poner un ejemplo, asegúrese de abonar más que el mínimo. En caso contrario, afirma, su deuda proseguirá medrando y va a tardar años en pagarse. Una forma económica de asistirle a sostener un control de su presupuesto es usar programas de contabilidad como QuickBooks o bien Quicken de Intuit, Peachtree de Sage Software, ProfitCents de Sageworks, MS Money o bien programas basados en la página web, como NetBooks.
  3. Priorizar los pagos de la deuda Enfrente primero la deuda con la tasa de interés más alta del negocio, recomienda Jerry Silberman, director de Corporate Turnaround, una firma de reestructuración de deudas de pequeñas empresas en Paramus, N.J. Lo más probable es que eso signifique concentrar sus energías en el pago de las tarjetas de crédito. No obstante, si ha garantizado personalmente cualquiera de las deudas de su negocio, o sea, si un acreedor o bien distribuidor puede ir tras sus recursos personales si infringe, asegúrese de que el pago de esas deudas se transforme en una alta prioridad asimismo, afirma.
  4. Hable con los acreedores “Dígale[a sus acreedores] la situación financiera en la que se halla y las contrariedades por las que atraviesa el negocio”, afirma Silberman. Entonces, pregunte si tienen un plan de complejidad financiera que pueda suministrar mejores términos de pago. Si el acreedor no ofrece uno, pida un plan de pago o bien un importe de liquidación reducido. Deje en claro, sin ser exigente, que “cuanto menos estén prestos a admitir o bien más estén prestos a reducir su deuda, más veloz los va a pagar”, afirma. Solo cerciórate de que puedes cumplir con tu una parte del trato. Lo peor que un dueño de negocio puede hacer es establecer un plan de pago con un acreedor y también incumplimiento, afirma.
  5. Consolidar sus préstamosLa consolidación de sus préstamos en un pago le deja reducir los costos mensuales sin dañar su crédito, afirma Thomson. En el mejor caso, se trata de afianzar múltiples préstamos en un corto plazo en un bulto en un largo plazo.
  6. Busque un abogadoNegociar con los acreedores puede ser una experiencia desgarradora. Si los acreedores no están prestos a trabajar con , pida la ayuda de una organización de consultoría crediticia. Al paso que estas organizaciones sin fines de lucro típicamente ofrecen ayuda para la administración de deudas solo a los usuarios, ciertas, como la compañía Consolidated Credit Counseling Services con sede en Fort Lauderdale, Florida, y el Centro de Consultoría Crediticia de Richboro, Pensilvania, van a trabajar con los dueños de pequeñas empresas. Mas para temas más difíciles de deudas de negocios, Joan Reading, presidente del Credit Counseling Center, aconseja buscar el consejo de un letrado de ruina.

Otra opción alternativa es conseguir un crédito PYME. Estas compañías pueden asistir a advertir ineficiencias y negociar mejores condiciones de pago con los acreedores. Solo ten cuidado puesto que existen muchos estafadores por ahí. Para saber si trabaja con una compañía lícita de reestructuración de deudas, busque acreditaciones de la United States Organization for Bankruptcy Alternatives (Organización de los E.U. para Opciones alternativas a la Ruina) o bien de la Turnaround Management Association (Asociación de Administración de la Restauración).(Además de esto, tenga presente que estas compañías normalmente cobran una cuota y pueden requerir que ya esté en mora en múltiples préstamos antes que intervengan.)